L8 Las Drogas. Por: Benjamín Ruiz Loyola

Posted: April 11, 2011 in Uncategorized

El creciente consimo de drogas en el mundo y en México es alarmante. Mientras que en nuestro país, en 1993 esta actividad se iniciaba en promedio a los catorce años de edad, en la actualidad se ha reducido dos años por lo menos. Otro dato significativo indica que el promedio de consumo creció 150% tan sólo de 1993 a 1998.

El hecho es que la drogadicción es un problema de salud pública que afecta principalmente a los adolescentes de nuestra sociedad, ya que son los jóvenes quienes quieren experimentar sensaciones o vivencias que permitan olvidar o evadir sus problemas a través del placer.

Hay medicamentos que al igual que las drogas provocan alteraciones de distintas clases: placer, euforia, somnolencia, vigor, tranquilidad, calma, bienestar… pero también debilitan física y mentalmente, causan trastornos en el funcionamiento normal de distintos órganos y sistemas del cuerpo, y su abuso puede poner en riesgo tanto la calidad de la vida como la vida misma.

Quienes se inyectan heroína, fuman tabaco o beben alcohol de manera rutinaria conocen los graves peligros a los que se exponen, sin embargo es muy posible que los adictos a un medicamento no sepan de las graves consecuencias del abuso. Los analgésicos, anestésicos, estimulantes, sedantes y ansiolíticos son medicamentos cuyo consumo excesivo puede conducir a una adicción tan peligrosa como la de las drogas y el alcohol.

El problema del abuso de sustancias farmacológicas es complejo y aunque los motivos que dan origen a este fenómeno son múltiples, todos llevan a las mismas consecuencias desafortunadas.

Hoy la tarea que se debe llevar a cabo de parte de la sociedad es la educación para prevenir las adicciones desde un principio.

Debe destacarse que hay pocos estudios serios acerca del consumo de drogas y sus efectos entre los jóvenes mexicanos. Y, por si fuera poco, la escasa información es muy difícil de localizar y aún más de obtener. Los esfuerzos del gobierno para controlar el tráfico de drogas deben estar ligados a un profundo conocimiento de la situación. Mientras se siga contando con información poco actualizada la lucha estará perdida.

Si bien es remota la posibilidad de que alguien muera después de consumir por primera vez alguna de estas drogas, el peligro existe y los efectos secundarios permanentes también. Es innegable que la experiencia al consumir una droga puede resultar atractiva; sin embargo, el riesgo de caer en la adicción es enorme, con consecuencias graves en la mayoría de los casos. Es cierto que a veces la curiosidad y la presión social provocan una predisposición al consumo de drogas, igual que ocurre con el alcohol y el cigarro. Pero hay que preguntarse si de verdad vale la pena arriesgarse a dañar de por vida los riñones, el corazón, el sistema nervioso, la mente; si queremos pagar el precio de vivir una vida incierta muchos años, por algunos momentos de “éxtasis”. La decisión es, a fin de cuentas, personal, pero afecta muchas vidas en torno a nosotros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s