L5 Las Células de la Mente. Por: Ricardo Tapia

Posted: March 22, 2011 in Uncategorized

Sin duda alguna, conocer el funcionamiento del cerebro constituye uno de los retos más apasionantes para la inquisitiva mente que caracteriza al hombre. Y más aún si tenemos presente que cuando el hombre investiga los mecanismos de la función cerebral, está explorando precisamente los mismos mecanismos que están en marcha en el momento de realizar la investigación. Es decir, en último análisis se trata de saber cómo el cerebro puede saber; de investigar cómo el hombre puede investigar; de descubrir cómo la mente puede descubrir.

El capítulo I describe para qué sirve el sistema nervioso en términos de nuestras relaciones con el mundo que nos rodea, tanto en lo que se refiere a nuestras percepciones como al modo como podemos actuar sobre él para manifestar nuestras reacciones. Este capítulo también describe la participación de sistema nervioso en el control de nuestro propio medio interno y de las funciones de nuestros órganos, y deja establecido el concepto de que el cerebro es un órgano especializado en la comunicación. De aquí que en el capítulo II se haga una revisión de los distintos tipos de comunicación a muy diferentes niveles de organización, haciendo énfasis en la existencia de la comunicación específica entre moléculas gigantes, las cuales tienen afinidad mutua sólo con ciertas moléculas. Este capítulo termina con el funcionamiento de las moléculas como mensajeros de información entre distintas células y entre distintos órganos del cuerpo.

El capítulo III está dedicado a conocer cómo son las células nerviosas, qué forma y tamaño tienen, y cómo se estructuran en capas y circuitos. En el capítulo IV se trata de relacionar e integrar la información revisada en los dos capítulos anteriores, de modo que sea posible entender por qué la existencia de los mecanismos de comunicación mediante moléculas es determinante de la función de las células nerviosas y de cómo éstas interactúan con las demás. Así, este capítulo describe cuál es la información que las neuronas manejan, es decir, qué lenguaje hablan, y analiza la arquitectura de los sitios celulares en los que ocurre la comunicación interneuronal. Se analizan, también, algunas de las más interesantes consecuencias de que la comunicación interneuronal sea química, entre ellas, la muy importante actividad de ciertas células de inhibir la función de otras.

En el capítulo V se enfoca el funcionamiento global de ciertos circuitos neuronales en el interior del cerebro que son más o menos bien conocidos, incluyendo algunos que tienen como función central la coordinación de los movimientos musculares.

Finalmente, el último capítulo constituye un acercamiento al problema de cómo el cerebro puede tener las tantas y tan exquisitas funciones que caracterizan la mente, y plantea una serie de preguntas que la investigación sobre el cerebro tiende a resolver, pero que presentan dificultades que en ocasiones parecen insuperables. En este contexto se revisan, entre otros aspectos, los experimentos del “cerebro dividido”, que han dado lugar al concepto de que los hemisferios cerebrales llevan a cabo distintas funciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s